Home Empresa Turismo Nacional Turismo Internacional Turismo Receptivo Condiciones Generales Contacto
 
  VER | Banda Ancha BAJAR | Dial Up
 
MENDOZA  
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ampliar imagen
 
Ciudad de Mendoza
Fundada en 1561, esta importante ciudad argentina, es metrópoli regional de la zona de cuyo y posee un amplio desarrollo comercial, industrial y cultural. También es centro del turismo hacia la cordillera andina y del cerro Aconcagua, el más alto del continente americano. Con amplias calles arboladas, sus acequias (con más de 500 km. de extensión), importantes espacios verdes muy bien cuidados (como el inmenso Parque General San Martín con un anfiteatro y lago artificial para ser navegado), es una ciudad que se caracteriza por su gran limpieza. Es una ciudad con importantes museos y monumentos históricos, revalorizados por el Programa Nacional de Señalización Turística, mediante la señalización de los mismos, detallando tanto sus características arquitectónicas como culturales. La referencias de estos carteles señalizadores se presentan en tres idiomas: español, inglés y portugués. En el Gran Mendoza, (que abarca los departamentos de Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras y las ciudades de Maipú y Luján de Cuyo) se ha establecido una zona industrial separada de las áreas residenciales que satisface las necesidades del progreso provincial. Zona vitivinícola por excelencia, cuenta con numerosas bodegas para la producción de vinos finos de la más alta calidad que son exportados a todo el mundo. Muchas pueden ser visitadas por el turista y realizar degustaciones. Su cercanía a la cordillera de los Andes, la convierte en un destino inmejorable para el turismo aventura: trekking, rafting, montañismo y espectaculares paisajes para realizar safaris fotográficos, entre otras actividades. Cuenta con un gran desarrollo edilicio, galerías comerciales, una importante infraestructura hotelera, afamados restaurantes, shoppings, cines, teatros, museos, galerías de arte, pubs, discotecas, comercios de artículos regionales y una gran cantidad de heladerías. De esta manera, Mendoza, posee un abanico de posibilidades para el turista, tanto para la vida urbana como para el turismo ecológico y natural.


Potrerillos
Este valle serrano rico en vegetación, ubicado a 65 kms. de la ciudad de Mendoza, brinda la belleza de la montaña realzada por dos importantes ríos que lo surcan: el Río Mendoza y el Río Blanco. Actualmente su fisonomía cambió debido a la construcción de Embalse Potrerillos, que producirá un nuevo polo turístico en el lugar. Quienes llegan hasta el lugar, saben lo que buscan, ya que Potrerillos despierta el espíritu de aventura. En los tramos anteriores y posteriores al Embalse se practica rafting, deporte con mucha adrenalina y diversión. El origen del nombre se debe a los pequeños potreros de los valles longitudinales que caracterizan a la zona a diferencia de otras que los mismos son transversales y que nuestros aborígenes utilizaban como lugares de veranadas (Veranada: lugar donde se lleva el ganado a pastar para el engorde). Es el distrito de mayor extensión del departamento de Luján de Cuyo. Una gran parte de su superficie corresponde al Parque Provincial Tupungato, que es una reserva natural. La zona es tradicionalmente de descanso ya sea de fin de semana, estadías más prolongadas o simplemente de día de campo. Por esto pueden verse estancias y variedades de campings. En resumidas cuentas, en Potrerillos tanto se puede vibrar al ritmo incesante de los deportes de riesgo como envolverse en esa sensación de paz que brinda el paisaje de la precordillera

Dique Embalse Potrerillos: Las obras del Dique comenzaron a principios de 1999 y el llenado, en diciembre de 2003. El paisaje anexó un inmenso espejo de agua que alcanzará las 1500 hectáreas. Toda la edificación es una de las más complejas realizadas en el país por adaptarse a las condiciones sísmicas y de montaña. Los beneficios de la presa, en tal sentido, serán el impulso a la economía regional, el abastecimiento de agua potable, la generación eléctrica, la minimización del riesgo de crecidas y la explotación turística. Aquí se puede realizar cabalgatas, escaladas, trekking, ecoturismo, parapente y actividades diversas de recreación, deportes y turismo cultural. En cuanto a las actividades acuáticas, se podrán llevar a cabo disciplinas de acuerdo con el perfil ecológico del emprendimineto. De allí que podrán practicarse Windsurf, Remo, Canotaje y Velerismo, como asimismo el uso de triciclos de agua y otros vehiculos recreativos, sin motor.


San Rafael
Es la segunda ciudad de importancia en la provincia; cuenta con un intenso movimiento y una moderna urbanización. Sus calles son amplias y arboladas, y la infraestructura es más que óptima para recibir al turista y colmar sus espectativas. El Río Atuel es sinónimo de bellos paisajes en estos lares. El Dique El Nihuil, a sólo 73 kms de San Rafael, es la primera escala de un circuito que recorre los caracoles angostos del Cañón del Atuel hasta Valle Grande. Los minerales y las piedras del Cañón del Atuel dibujan formas, funden los colores, hipnotizan. Las rocas van tomando formas asombrosas. Percibimos una procesión de monjes espectrales que trepa la cumbre; pesados elefantes en lo alto de un barranco; o un buho, tan alto, inmenso y tieso, vigilando este atardecer.Cada uno de los caracoles que se internan entre los cañadones, ofrecen más vistas para el asombro. El murmullo del río Atuel, es nuestra compañía en aquellos kilómetros entre el embalse El Nihuil y Valle Grande. Haremos altos en las centrales hidroeléctricas Nihuil I, II y III; allí seremos testigos de cómo la brisa fresca alborota la superficie del espejo de agua. Luego, en medio del camino, la guía nos invita a visitar un resquicio en el Cañón: el Cañadón Negro o de los Toboganes. La pequeña aventura consiste en recorrer unos metros por un pasillo de arena, entre paredes de roca monumentales, trepar algunos escalones y encontrar toboganes naturales, fallas en las enormes paredes -que parecen cortadas con cuchillo- y, como premio final, el absoluto silencio.

Elige tu propia aventura Por el largo camino pedregoso del Cañón del Atuel, escoltados por paredones de piedra laja, pizarra o tobas de hasta 350 metros de altura, arribamos a Valle Grande. En este embalse de 508 hectáreas, así como en los rápidos del Atuel, la opciones de turismo aventura se multiplican. Inmerso en un entorno soñado, el visitante podrá descubrir o redescubrir actividades náuticas como el rafting (sin dudas, lo más buscado), el jet ski o hasta el buceo. O probarse en el rappel (decenso en la montaña por medio de cuerdas) y la tirolesa (recorrido horizontal de una punta a la otra, por medio de poleas). O simplemente retozar en algunas de las playitas, a la vera del río. Al costado de la ruta, las diferentes servidoras de turismo aventura se aprestan a asesorar al viajero. Sin hacerle perder un segundo, se entrega la indumentaria y el equipo necesario, la instrucción y la guía para realizar la práctica elegida. Los precios están homologados, de tal forma que el viajero puede contratar el prestador sin hacer mayores averiguaciones. El último tramo del camino de regreso a la Ciudad, depara paisajes contrastantes. El entorno gris verdáceo con pinceladas de rojo y amarillo en el que estuvimos insertos durante todo el periplo, muta a un verde intenso. El cañadón es por estos lados, una gran milhoja repleta de tonalidades. Verdadero telón de fondo para las simpáticas cabañas arboladas, disponibles para el turista todo el año. En algún momento la ruta se bifurca, y abandonamos (queremos creer que sólo por un tiempo) aquel escenario pedregoso llamado Cañón del Atuel.

Valle Grande se encuentra a poco más de media hora de San Rafael. El regreso al centro se hace rápido y llevadero. Se arriba a la ciudad por una calle tan amplia como se la pueda imaginar: Avenida Ingeniero Ballofet, en honor a quien realizó el moderno trazo urbano de Mendoza y que luego, buscando su propio destino, se radicó en el departamento sureño. Una opción diferente, ideal para el trajinado viajero amante del deporte aventura, la ofrece el Hotel Tower. Junto a su pileta, barra de tragos y gimnasio, el hotel cuenta con un completo spa y health club. Los espíritus más estresados sabrán agradecer las diferentes alternativas en hidroterapia que se ofrecen aquí. Desde el hidromasaje (jacuzzi) pasando por la ducha finlandesa (a vapor) o la reparadora ducha escocesa (consiste en puntuales golpes de chorros de agua, ideal para una buena circulación sanguínea o para tonificar y descontracturar los músculos; también se emplean para descongestionar zonas localizadas de nódulos de grasa o celulitis). Además de los 20 minutos en las duchas, el huésped puede optar por acceder al sauna y atreverse a sobrepasar hasta 50º de temperatura, a fin de eliminar toxinas. Por último, un buen masaje, facial o corporal, echarán por tierra lo que quede de estrés.


Puntos de Interés turísticos

Puente del Inca: (a 183 km de Mendoza) Esta importante formación geológica, vinculada con la historia, fue declarada Monumento Natural. El Camino del Inca fue paso obligado de los viajeros y correos en la época colonial que se dirigían a Chile y del Ejército de los Andes. Se encuentra a unos 6 km. de Los Penitentes por la RN 7, y viniendo desde Los Penitentes está a mano izquierda. Es un puente de formación natural que está a 2.719 m.s.n.m., cruzando el Río Las Cuevas. Está cubierto por el sedimento de aguas termominerales que le otorgan una peculiar coloración ocre, amarillo rojiza.

Las Cuevas: Se destaca por ser la última localidad de este maravilloso recorrido por la RN7, a 3.151 m.s.n.m. Se encuentra a escasos 14 km. de la entrada al Parque Provincial Aconcagua, y se la denomina también "Villa Fronteriza de Las Cuevas".La villa posee atractivas construcciones de estilo nórdico, que le dan un aspecto peculiar. Desde aqui, tomando un sinuoso camino de montaña de aproximadamente 9 km., se llega al conocido "Cristo Redentor". Es una escultura de bronce de aproximadamente diez metros de altura, contando su base, que está emplazada a unos 3.870 m.s.n.m., en el Paso Bermejo, marcando el limite de frontera entre Argentina y Chile. Su autor fue el argentino Mateo Alonso, y para ubicarlo en ese punto se subieron los materiales a lomo de mula, por ser efectivos en esta clase de terrenos montañosos como animales de carga.

Parque Provincial Aconcagua: Esta ubicado en el departamento de Las Heras y fue declarado Reserva Natural en 1983, contando con 71.000 hectáreas de extensión. En su paisaje resalta la figura imponente del Cerro Aconcagua, el más alto de América, con sus 6.959 m.s.n.m. en la cumbre Norte y 6.930 m.s.n.m. en la cumbre Sur. La cumbre del Aconcagua, cubierta de nieves eternas, que en leguaje quechua significa "Atalaya o Centinela de Piedra", está rodeada de otras cumbres que superan los 5.000 m.s.n.m., por tal motivo a esta zona se la denomina "El Techo de América".

Cacheuta: Por la RN 7 se llega a esta localidad petrolera de pequeñas dimensiones que se destaca por su geografía, siendo una famosa zona termal dividida por el Río Mendoza y vinculada por un puente colgante. En 1880 fue una de las estaciones claves del Ferrocarril Buenos Aires al Pacifico, y con la edificación de su Hotel Termal se transformó en un importante centro de atracción turística. El "Hotel Termas de Cacheuta" que posee el "Centro Climático Termal Cacheuta", cuenta con una terraza con una piscina con una excelente vista al cañón del río.

Penitentes: Esta localidad agrupa hosterías y hoteles que reciben en invierno a turistas que desean practicar esquí. Es un destacado y activo centro, de mayores dimensiones que Vallecitos. Es también un importante lugar de reunión de andinistas de todo el mundo, que llegan especialmente en verano, para ascender el imponente Aconcagua. Este centro recibe su nombre del Cerro homónimo, que alcanza 3.194 m.s.n.m., el cual se denominó Los Penitentes por la formaciones rocosas de sus laderas, que grafican una fila de monjes que están ascendiendo como si fuera una...

Caracoles de Villavicencio o camino de las 365 curvas: Es un pintoresco camino, también llamado "la ruta de un año", que cubre la distancia que va desde Paso Caracoles hasta Cruz de Paramillos (3.200 m.s.n.m), siendo antiguamente el paso obligado hacia Chile. Actualmente es un sendero de cornisa imperdible, con una flora y fauna interesantes y una vista espectacular de la Cordillera. "Alas Delta" es un mirador cuya vista panorámica está aproximadamente a 2.100 m.s.n.m. "El Balcón" es otro mirador natural interesante que se encuentra en el camino a Paramillos, en el recorrido hacia Uspallata; en este...imperdible balcón natural se puede contemplar el impresionante precipicio de 600 metros de profundidad producto de una gigantesca fractura del terreno. Su imponente vista se encuentra dominada por las altas cumbres de la Cordillera de los Andes: el Tupungato (6.800 m.s.n.m.) el Mercedario (6.770 m.s.n.m.) y el Aconcagua (6.959 m.s.n.m).
 
Home | Empresa | Turismo Nacional | Turismo Internacional | Condiciones Grenerales | Turismo Receptivo | Contacto